Ejercicios deportivos anaerobios y aerobios

13:57:00

Clasificación metabólica de los deportes según si son ejercicios anaerobios y aerobios
Según el tipo de actividad, la fibra muscular utilizada uno u otro tipo de metabolismo se clasifica en:

Ejercicio anaerobio aláctico:
Las demandas son satisfactorias a partir de ATP y fosfocreatina. Circunstancialmente, puede también considerarse como perteneciente a este grupo la utilización del ADP en las fases finales. Es propio de:
  • Las primeras etapas del ejercicio, sin tiempo todavía de movilizar las reservas corporales de glucosa y mucho menos de ácidos grasos.
  • Esporádicamente se utiliza en el curso de la actividad cuando se precisa un aumento puntual de las disponibilidades (por incremento del ritmo de trabajo), sin posibilidad de compensación por las vías oxidativas usuales.
Inconveniente: escasez de reservas de ATP y fosfocreatina. Por lo tanto, sólo utilizaran esta vía las pruebas deportivas de una duración inferior a los 10 segundos como: carrera de 100 m, natación en 50 metros, golf, carreras del extremo en el fútbol, o hacia el aro en baloncesto, etcétera.


Ejercicios anaeróbio láctico:
Es propio de los primeros minutos del ejercicio, un vez trascurridos la etapa aláctica. Se utiliza esa vía:
  • Mientras no se completa la adaptación cardiovascular y respiratoria al ejercicio.
  • En ejercicio de intensidad superior al “umbral de anaerobiosis” en los que las demandas no pueden ser atendidas totalmente por el metabolismo aerobio.
  • En contracciones musculares con limitación del flujo de sangre.
Inconvenientes: escaso rendimiento energético, la necesidad de utilizar glucosa y que acumula ácido láctico en la fibra como producto final, con disminución de pH intramuscular y sanguíneo y riesgo de fatiga. Deportes que utilizan esta vía: carreras de 200 a 400 metros lisos, natación en 100 metros, etcétera.


Ejercicio aeróbico:
Es el más ventajoso por su elevado rendimiento energético, por la posibilidad de utilizar ácidos grasos, muy abundantes en forma de reserva lipídicas, y porque sus productos finales (dióxido de carbono y agua) pueden ser eliminados fácilmente y sin problemas, e incluso el agua producida puede ser utilizada en el propio músculo. Por ello es el metabolismo de elección, siempre que las condiciones de duración e intensidad del ejercicio lo permitan.
Inconvenientes: es preciso un lapso de tiempo considerable (30 minutos) hasta su puesta en marcha, y que obliga a mantener el suficiente aporte de oxigeno en el curso del ejercicio. Deportes predominante aerobios: esquí de fondo, el maratón, as etapas ciclistas, etcétera.



No obstante, la mayoría de las pruebas deportivas pueden ser catalogadas como de carácter mixto, con predominio de uno u otro sistema metabólico.

Bibliografia
- Barbany, Joan Ramon. Alimentación para el deporte y la salud. Barcelona: Martínez Roca, 2002.

You Might Also Like

0 comments

VISITAS

SEGUIDORES EN G+