Adaptaciones metabólicas durante el ejercicio físico I

20:30:00

Durante el deporte el organismo sufre una serie de cambios para dar respuesta a la elevada demanda de energía/nutrientes y oxigeno que requiere con mayor necesidad.
Por este motivo, este post tratara de las adaptaciones de los distintos sistemas y aparatos que sufren estos cambios son: respiratorio, cardiovascular, termorregulador, hormonal y metabólico (tratado en otro post).
Además, existen factores que dependen las diferentes adaptaciones, que son: frecuencia, duración e intensidad de la práctica deportiva; grado de entrenamiento; y, edad, sexo y condiciones climáticas.


Adaptaciones respiratorias
Los principales cambios del sistema respiratorio para favorecer las demandas de nutrientes y oxigeno de los tejidos activos son:
• Aumentar la ventilación pulmonar
• Aumentar el flujo sanguíneo pulmonar
• Aumentar difusión de gases respiratorios
• Aumentar gases transportados por la sangre
• Aumentar flujo sanguíneo pulmonar
• Aumentar área disponible para el intercambio de gases, aumentando la superficie de difusión de gases


Adaptaciones cardiovasculares
El principal objetivo, igual que pasa con los demás cambios fisiológicos, es aumentar las menadas de nutrientes y oxigeno y de esta forma favorecer estas demandas. Por lo tanto, el sistema circulatorio vascular se prepara para aumentar el volumen de sangre impulsado por unidad de tiempo y modificar las resistencias y flujos sanguinos. De esta manera el aportar mayor nutrientes y energía a los tejidos más activos.
Otra adaptación, con el ejercicio físico aumenta la frecuencia cardíaca y el tiempo de la contracción y dilatación (sístole y diástole) del corazón disminuye porqué los ciclos se acortan. Favoreciendo el aporte de nutrientes y oxigeno al músculo activo.
Además una adaptación que realiza el sistema cardiovascular durante el ejercicio físico es la regulación de resistencias de las arterias que irrigan los distintos sistemas. Cosa que si no se produjera la práctica deportiva estaría limitada.


Adaptaciones temperatura corporal
La termorregulación está regulada gracias al hipotálamo, los termoreceptores internos (situados a la porción interior del hipotálamo, controlando la temperatura interna) y los termoreceptores de la piel (regulan la temperatura ambiental).
La temperatura interna del organismo es constante entre los 36,5 y 37ºC mientras la ambiental fluctúa. Por lo tanto, la temperatura de la piel (cutánea) depende en función de la temperatura del entorno.
Además, otros factores que también repercuten a la temperatura del organismo son la práctica deportiva y la fiebre. El ejercicio físico repercute en la temperatura del organismo porque en generar energía se libera un 80% en forma de calor provocando un aumento de temperatura. Por eso, se producen cambios regulando la temperatura corporal para conseguir que la temperatura interior del cuerpo este siempre en una temperatura constante.
Existen diferentes metodologías según si el objetivo es producir calor o perdida de calor del organismo.


Adaptaciones hormonales
Diferentes hormonas del organismo contribuyen manteniendo constantes ciertos parámetros fisiológicos (función homeostática) y, además, permiten y regulan el metabolismo de la glucosa y lípidos.

Bibliografia
- Barbany, Joan Ramon. Alimentación para el deporte y la salud. Barcelona: Martínez Roca, 2002.

You Might Also Like

0 comments

VISITAS

SEGUIDORES EN G+