Faltan dietistas - nutricionistas en restauración hospitalaria

12:55:00

Siguiendo con el tema de las tareas que desempeña un graduado de Nutrición Humana y Dietética en el marco de restauración colectiva voy a hablaros de la desnutrición hospitalaria, su prevalencia, las causas y sus consecuencias; y, finalmente, la importancia de aumentar las plazas de D-N y así poder evitar, con mayor eficacia, la desnutrición hospitalaria. 


¿Qué es la desnutrición hospitalaria? Existen diferentes definiciones, entre ellas:

"Estado patologico resultado del consumo inadecuado de uno o más nutrientes esenciales y que se manifiesta clínicamente con pruebas de laboratorio y antropométricas" (Caldwell, M. D., 1981)

"Trastorno de la composición corporal caracterizado por un exceso de agua extracelular, déficit de potasio y déficit de masa muscular, asociado habitualmente con una disminución del tejido adiposo y hipoalbuminéma, que interfiere con la respuesta normal del huésped frente a su enfermedad y su tratamiento" (Sitges Serra, A., 1986)

"Deficiencia de energía, proteínas y otros nutrientes, que causa efectos adversos mesurables en la composición y la función de los órganos o los tejidos y en la evolución clínica" (Elia, M., 2004)


Prevalencia de desnutrición:
  • Según el estudio de Desnutricat en el año 2009 mediante un estudio de 721 personas y la metodología del estudio era con el test NRS_2002 el porcentaje de desnutrición hospitalaria era del 21,6% en Cataluña.
  • Según el estudio de Planas en el año 2004 mediante un estudio de 440 personas y la metodología del estudio era con antropometría VSG el porcentaje de desnutrición hospitalaria era del 72,46% en España.
  • Según el estudio de Janice Sorensen (EuroOOPS) en el año 2008 mediante un estudio de 5051 personas (media edad de 59,8 años) y la metodología del estudio era con el test NRS_2002 el porcentaje de desnutrición hospitalaria era del 32,6% en Europa.

Causas de la desnutrición hospitalaria
  • Derivadas de la enfermedad: disminución de la ingesta. Anorexia y mala absorción de los nutrientes. Disfagia, dificultad para masticar y obstrucciones. Perdidas aumentadas: vómitos, diarreas, quemaduras, ulceras... Gasto elevado: procesos de intenso estrés metabólico con infecciones, neoplasias, cirugía... 
  • Derivadas de la hospitalización: 
    • Hostelería: las dietas hospitalarias acostumbran a ser monótonas y los horarios de los menús es muy diferente a los habituales.
    • Exceso del uso de dietas restrictivas para aportar menos nutrientes y energía y son menos agradables al paladar.
    • Situación emocional que supone el hecho de estar ingresado.
    • Tratamientos: radioterapia, quimioterapia,...
    • Horarios de las pruebas exploratorias.
  • Derivadas del equipo medico: no se mide y no se pesa al paciente en el momento del ingreso, falta de valoraciones nutricionales y de cribaje. No se implanta la curva de seguimiento de peso. Abuso de ayunos terapéuticos con sueroterapia prolongada. No hay seguimiento de la ingesta. Inadecuado calculo de requerimientos nutricionales. Nutrición enteral y parenteral inadecuados.
Consecuencias de la desnutrición hospitalaria
  • Aumento en la susceptibilidad a las infecciones y en el riesgo de aparición de ulceras por decubito.  
  • Atraso en el proceso de cicatrización y de consolidación de fracturas oseas.
  • Prolongación de las estancias hospitalarias.
  • Aumento de los reingreso: en población anciana hasta un 29% de reingreso en los 3 meses siguientes de la alta.
  • Aumento del coste económico de la atención hospitalaria: un paciente desnutrido tiene un coste del 60% superior respecto un paciente que no lo está. 
  • Debilidad muscular y atrofia. 
  • Falta de enzimas digestivas, menor movilidad intestinal y  atrofia de la mucosa intestinal.    


Detención de la desnutrición hospitalaria

Existen varias encuestas para valorar el estado nutricional de la persona como: valoración global subjetiva del estado nutricional (VSG), NRS_2002, MUST; también se puede diagnosticar mediante análisis bioquímicos, es decir, mediante los parámetros de: albúmina, prealbúmina y transferrina; y, otro método utilizados como: el Indice de Masa Corporal (IMC) o registrar la perdida de peso del paciente durante la estancia hospitalaria. 

Cada uno de los métodos tiene sus ventajas e inconvenientes. Por esto, es necesario tener presente que método sera más apropiado en cada caso. 


Conclusión

Un factor que también influye en el crecimiento de desnutrición hospitalaria es que se pone mucho empeño en que las dietas estén nutricionalmente perfectas y se quita importancia a la ingesta. ¿Y de qué sirve que las raciones sean nutricionalmente perfectas si finalmente no se consumen?

Pero, la razón por la que se quita importancia a los controles de ingesta es por la falta de unidades de nutrición y dietética con el personal adecuado en los hospitales. Además de, falta de reconocimientos de la profesión de los dietistas - nutricionistas. 


En pocas palabras: FALTAN DIETISTAS - NUTRICIONISTAS EN RESTAURACIÓN HOSPITALARIA.

You Might Also Like

0 comments

VISITAS

SEGUIDORES EN G+